Aparece el pelo de las cejas y las uñas en manos y pies!. En la semana 16 del embarazo el feto mide de 11 a 12 cm y pesa unos 80 gramos.

En esta etapa el feto es más parecido al de un bebé: la cabeza y el cuerpo más desarrollados, los ojos están más centrados y se dirigen hacia delante y las orejas están casi en su posición.

Los brazos y las piernas se alargan, se definen, adquiriendo la proporción respecto al cuerpo. El cerebro va ejerciendo un mayor control sobre los músculos y el feto va aumentando su capacidad de responder a estímulos y de realizar movimientos.

Semana 16 del Embarazo

El feto puede sostener erguida la cabeza y el desarrollo de los músculos faciales ya le permite realizar una variedad de expresiones, como fruncir el ceño.

Aunque los párpados están cerrados, el feto realiza los primeros movimientos oculares lentos, es capaz de deglutir, abrir y cerrar las manos, separar los dedos de las manos y flexionar las extremidades, y también desarrolla el reflejo de prensión, cogiendo sus manos, los pies e incluso el cordón umbilical.

Ese pelo fino y suave que recubre la piel del bebé está prácticamente completo y en esta semana se determinará el patrón del pelo del cuero cabelludo. La función del riñón está ya establecida y empieza a ser determinante en la cantidad de líquido amniótico.

Cambios en tu cuerpo

En la semana 16 el útero ya ha alcanzado un tamaño adecuado y es natural que su crecimiento comprima algunos vasos sanguíneos, como la circulación de la sangre. Algunas mujeres pueden sentir algunas molestias como más cansancio en las piernas e hinchazón en los pies. Además, pueden aparecer estrías en las mamas, abdomen, en la zona lumbar y en los muslos de la mujer.

La vagina tendrá más elasticidad y más flujo (blanco y espeso), y debido a esto puede desarrollar infecciones vaginales. En cuanto a la vulva, se puede producir inflamación y aumento de la pigmentación, pasar de un color rosáceo a un color azulado.

Otro cambio que puede experimentar la mujer en esta etapa es en su apetito sexual. Las hormonas ya no están tan revueltas como en los primeros meses y ya no sentirá muchas molestias, por lo que se sentirá mejor en su relación con la pareja.

Alimentación

Es muy importante la alimentación saludable en todas las etapas del embarazo, más aún en la semana 16 es conveniente que empiece una dieta rica en nutrientes para su cuerpo y que le proporcione un equilibrio de hidratos de carbono, grasas y proteínas, evitando demasiadas calorías.

En esta etapa donde el embrión desarrolla las extremidades de su cuerpo, es muy importante el papel del calcio ya que ayudará a la formación de los dientes, huesos, favoreciendo al cuerpo de la mujer. El hierro es importante y debe estar en la alimentación de la mujer embarazada como comer más carnes, legumbres y frutos secos.

El estreñimiento que suele molestar a la mujer embarazada al principio de este segundo trimestre, puede ser combatido con el consumo de por lo menos 8 vasos de agua al día.