¡Flexiona y estira los dedos!. La forma es cada vez más parecida a la de un bebé, con la cara más redondeada. En esta semana el feto mide entre 30 y 40 mm y pesa unos 5-6 gramos.

Los huesos ya acumulan calcio. Este proceso hará que el cartílago se convierta en hueso. Empieza por el centro de los huesos y se extiende hacia los extremos, como todos los procesos del desarrollo humano, la calcificación es lenta y no finalizará hasta años después del nacimiento.

Semana 10 del Embarazo

El sistema nervioso en la Semana 10 se encuentra creando miles de neuronas cada día y hacen que el cerebro se desarrolle rápidamente. Por ahora estas neuronas no tienen casi actividad, pero todo en el desarrollo tiene un sentido.

Es fundamental que se formen adecuadamente; más adelante migrarán del centro a la periferia del cerebro y se conectarán entre ellas. Pero todavía faltan semanas para esto.

A pesar de que el cerebro no participa, los nervios se han formado y conectan ya muchos músculos, que tienen movimientos involuntarios cada vez más frecuentes.

Por ejemplo, las manos ya se abren y cierran de forma periódica. Los intestinos siguen formándose y se van colocando en su lugar, desapareciendo progresivamente la hernia fisiológica que existe en las primeras semanas.

La barriga del bebé en pocos días ya tendrá el aspecto que tiene la de un recién nacido, con el cordón umbilical entrando por el ombligo.

Cambios en tu cuerpo

Tu útero cada vez es más grande y comienza a ascender en la cavidad abdominal haciendo que tu vientre esté más abultado.

Para ti es evidente que tu fisonomía va cambiando y es normal que tengas que soltar el botón de tu pantalón porque te oprime o necesitarás usar ropa más holgada. La vejiga se encuentra comprimida y esto produce que tengas ganas de orinar con más frecuencia.

Si detectas que te han salido en la cara, piernas o pecho unas pequeñas manchas rojas, has de saber que se trata de arañas vasculares, producidas por la dilatación de los capilares sanguíneos. Para evitarlas, trata de tener las piernas en alto, realizar ejercicios circulares con los pies o caminar todos los días al menos durante media hora.

Si no has cambiado de sujetador todavía, es momento de hacerlo. Busca alguno que no te oprima, evitando los aros, con tejido preferiblemente de algodón y, por supuesto, escoge una o dos tallas superiores a la tuya.

Dieta y alimentación

Te brindaré algunos consejos que puedes seguir, desde tu semana diez de embarazo y hasta el final del mismo, incluso puedes seguir con estos hábitos saludables en tu dieta después de la gestación:

  • Bebe abundante agua, lleva siempre una botella para estar bien hidratada.
  • Realiza 5 comidas pero poco abundantes.
  • Mastica bien los alimentos, te ayudará a evitar los gases.
  • Toma al día entre 2 y 4 piezas de fruta, te darán el aporte de vitaminas que necesitas. Puedes tomar frutas ricas en fibra para así garantizar el tránsito intestinal ya que muchas embarazadas sufren de estreñimiento.
  • El calcio es un aporte fundamental a lo largo de todo el embarazo y también durante la lactancia. Introduce siempre y a diario en tu dieta los lácteos, siempre pasteurizados.
  • Si comes pescado, es preferible que comas especies pequeñas, las grandes se alimentan de otros peces y tienen más contaminantes. Cuando manipules pescado crudo, recuerda lavarte bien las manos después.